Carácter Propio

En nuestra tarea educativa partimos de un concepto amplio de persona. Nuestro objetivo es que cada uno llegue a dar de sí mismo todo lo bueno que pueda dar, en un clima de expansión, alegría, libertad, responsabilidad y convivencia, teniendo presente la realidad social en la que está inserto el Centro.

El Colegio se caracteriza por dar a sus alumnos una formación exigente en cuanto a preparación académica y así puedan acceder a niveles educativos superiores o inserción al mundo laboral. Por ello, utilizamos unos procedimientos activos que ayudan al alumnado a aprender a aprender, potenciando la capacidad de trabajo personal y en equipo, de investigación y estudio responsable, abierto al entorno, lo que hace competente a la persona para participar en una sociedad democrática y plural, con unas actitudes de creatividad, compromiso, espíritu crítico, respeto, afán de superación, tolerancia y solidaridad.

Nuestra visión de futuro es:

  • Una visión cristiana de la vida y del proceso educativofundada en el Evangelio: creemos en un Dios que nos ama de forma incondicional y que se nos ha dado a conocer a través de Jesús. Inspirados por Él, pretendemos que la educación católica constituya una experiencia única de enriquecimiento personal y de integración en la comunidad eclesial.
  • Una visión esperanzada: tratamos de impulsar las potencialidades de cada miembro de la comunidad educativa, acompañándole en el desarrollo de sus proyectos vitales entendidos a la luz de la fe.
  • Una visión integral de la formación de nuestros alumnosque nos anima a educarlos en todas sus dimensiones de acuerdo a la concepción cristiana de la persona, otorgando una especial significatividad a la dimensión contemplativa y a la educación de la interioridad.
  • Una visión crítica y optimista del mundo: queremos vivir atentos a los signos de los tiempos y en constante renovación, investigando e implantando modelos pedagógicos y pastorales innovadores y competentes que buscan anticiparse a los cambios para ofrecer hoy lo que será mejor para el mañana.

En definitiva, una escuela que aprende y considera la educación como transformación y motor de cambio.

En el Colegio San José de Puertollano, concebimos y vivimos la educación:

  • Desde nuestra fe en Jesucristo a través de nuestro carisma Povedano renovado a la luz de la realidad presente y de nuestra tradición histórica.
  • Con pasión y entusiasmo, comprometidos con la transparencia y la autenticidad y abiertos al encuentro con todos.
  • Comprometidos con el crecimiento personal y profesional de todos los miembros de nuestra comunidad educativa.
  • Comprometidos con la calidad y la innovación en la experiencia educativa de una escuela abierta e inclusiva para todos, orientados al servicio de las personas.
  • Comprometidos con la solidaridad y espíritu crítico para la construcción de un mundo mejor, más justo y más humano, impulsando desde los valores del Evangelio, el respeto de los derechos humanos, la aceptación de la diversidad y la conciencia ecológica.
  • Comprometidos con la convivencia, el trabajo en equipo, la estrecha unión con las familias de nuestros alumnos y la pertenencia y colaboración con otras instituciones y redes católicas que multiplican nuestro potencial y facilitan nuestro crecimiento institucional.